Ultimas reseñas




3/2/20

Reseña|| Al otro lado del océano- Tahereh Mafi

Al otro lado del océanoTítulo: Al otro lado del océano
Saga: Autoconclusivo
Autora: Tahereh Mafi
Editorial: Puck (Ediciones Urano)
Páginas: 288
Disponible en México
¡Gracias a la editorial por el ejemplar!

Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada.
A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y la hiyab que viste todos los días. Por lo tanto, construyó sus paredes protectoras y se rehúsa a dejar que alguien se acerque lo suficiente como para lastimarla. En lugar de eso, ahoga sus frustraciones en la música y pasa sus tardes bailando break con su hermano.
Pero entonces conoce a Ocean James. Es la primera persona en una eternidad que parece querer conocerla realmente. Eso la aterra —parecen venir de dos mundos irreconciliables— y Shirin tuvo su guardia alta durante tanto tiempo que no está segura de si alguna vez podrá ser capaz de bajarla.



Shirin siempre ha sobresalido entre la multitud, llevar un hijab y además tener una personalidad algo intimidante y mudarse cada pocos meses no le ha permitido tener mucho amigos; sin embargo, no había recibido más que una que otra mirada o conversación desagradable. Todo cambia después del atentado del 11 de septiembre, ahora hay agresiones verbales y hasta físicas.
La familia de Shirin aunque la quiere, no es muy abierta a la hora de hablar de los problemas que enfrenta en la sociedad y hay muy pocas cosas que le dan paz o confianza, una de ellas es el break dance. Ella está tan cansada del racismo que ya no espera nada de la gente, cada vez que se cambia de casa y colegio no espera hacer amigos o crear lazos, no solo porque sabe que es innecesario pues en tan solo unos meses se mudará de nuevo, sino porque nadie se quiere acerca a ella. Es por eso que cuando conoce a Ocean le resulta muy extraño encontrar a alguien que es en verdad amable y en seguida desconfía en él, pese a ello le resulta imposible no sentirse atraída hacia él. Por supuesto, las cosas nunca son tan fáciles cuando lidias con el miedo, el racismo, los prejuicios y hasta la crueldad.

Había leído muchas buenas opiniones del libro y de entrada lo inicié con unas expectativas muy altas, creo que ese fue mi principal problema. No es un libro malo, en realidad es una historia triste y buena con un mensaje contundente, las diferencias físicas o culturales sólo son eso, diferencias exteriores pero al final del día seguimos siendo personas que sienten. Una simple mirada, gesto o acto cruel pueden marcar a una persona. Dejar que tu corazón se llene de odio, rencor y miedo no hace nada más que lastimarte a ti mismo. Me encantó cómo la autora plasmó esto y mucho más durante todo el libro. 
"[...]Ya no confiaba en nadie. Había quedado tan sensible por la reiterada exposición a hechos crueles que ahora hasta una raspadura menor dejaba su huella. Si la cajera del supermercado me trataba de manera descortés, su simple descortesía me dejaba alterada el resto del día porque nunca sabía... no tenía modo de saber...
¿Eres racista? ¿O solo estás teniendo un mal día?
Ya no podía distinguir a las personas de los monstruos.
Observaba el mundo que me rodeaba y ya no veía matices."
Shirin me causó ciertos conflictos, tiene muy claros sus ideales y sus creencias, no las sacrifica por nada a pesar de las opiniones de los demás, pero tiene una personalidad muy difícil y encariñarse con ella no es tarea fácil. Las situaciones y discriminación que vive son realmente feos y entiendo que esto ha ocasionado que ponga una coraza a su alrededor, pero eso mismo la volvió una chica con una personalidad muy cruda y con la que me costó encariñarme. Entiendo que ella estuvo pasando momentos difíciles por culpa de otros, pero eso no quiere decir que tú te conviertas en una persona igual y lastimes con tu actitud a alguien que no tiene la culpa.
Ocean es un chico que emana dulzura y bondad, ¡es verdaderamente lindo!, lucha por aquello que sabe que es lo correcto sin importar lo que las personas a su alrededor piensen o digan. Leer su tenacidad, amabilidad y sus valores tan bonitos me llegaron al corazón. Yo no hacía nada más que rabiar cuando intentaba hablar con Shirin y ella era super grosera con él; la chica se queja todo el libro de como la gente puede ser insoportable, pero luego va y ella lo es con Ocean.
El romance aunque es tierno no me convenció del todo porque en ciertos momentos se me hacía forzado. Sin embargo, me gustó como la autora plasmó los sentimientos que surgen cuando se experimenta el primer amor, fue muy bonito de leer, el final me dejó una sensación agridulce pero teniendo en cuenta toda la historia creo que estuvo bien manejado y permitió que los personajes crecieran.
"-[...]Estoy cansada de rogarle a todo el mundo que comprenda que la gente de color no es toda igual, que no todos creemos en las mismas cosas o sentimos lo mismo o experimentamos el mundo del mismo modo."
Aunque sí hay racismo pensé que encontraría más de él, mirando todos los acontecimientos del libro no hay mucho más que en algunas anécdotas que Shirin cuenta y escenas en los capítulos cuando es nueva en su colegio, aunque cuando estas escenas aparecían sí me dejaban reflexionando. en especial aquellas que involucran a sus maestro y compañeros, las personas pueden ser realmente odiosas. El racismo está presente en la trama, pero en más de una vez me hizo sentir que la protagonista era en exceso ruda. No es que apruebe el racismo y como mencioné antes Shirin es una protagonista con un carácter muy fuerte debido a todo lo que ha vivido; sin embargo, algo que me chocó es que la chica tachaba a todos por monstruos engreídos y racistas, no veía que a su alrededor había miles de personas que no lo eran, debido a ello su personalidad era muy intensa rallando la grosería con absolutamente TODOS.
En resumidas cuentas, mi principal problema con el libro fue la actitud de Shirin, eso y que para mí faltó tocar y ahondar más en el tema del racismo.

Todo lo de racismo y crueldad que Shirin vivía en su nuevo colegio se "resuelve" muy fácil cuando participa en el concurso de talentos y, por un lado, me gustó cómo la autora manejo esto para reflexionar, pues muestra que tan volubles y hasta hipócritas pueden ser los seres humanos. Si hay algo que tengo que destacar y que al final rescató mi opinión de Shirin, fue leer su crecimiento y como va dejando atrás esa negatividad que cargaba y la lastimaba. La venda que cubría sus ojos al fin se cayó y realmente lo agradecí.
"[...]Quizás era suficiente haber aprendido que el amor era el arma inesperada, el puñal que yo necesitaba para atravesar la rígida armadura que llevaba puesta todos los días."
Es una historia que me gustó por los mensajes que da, pero no conecté por completo debido a una combinación de la protagonista, del romance y porque sentí que faltó profundizar más sobre el racismo. Pese a todo ello, es un muy buen libro para reflexionar sobre el daño que le hacemos a los demás, sobre los valores, la familia y no dejar que los momentos y/o emociones negativas nos nublen la vista. No todo es negro y tampoco blanco, también hay grises en la vida.


Les leo <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario