31/1/18

Reseña|| La guía del caballero para el vicio y la virtud- Mackenzi Lee

La guía del caballero para el vicio y la virtud (La guía, #1)Título: La guía del caballero para el vicio y la virtud
Saga: Guide (1/2)
Autora: Mackenzi Lee
Editorial: VRYA (V&R Editorial)
Páginas: 448
Disponible en México.
¡Gracias a la editorial por el libro!
Sinopsis
A Henry "Monty" Montague no le importa estar lejos del caballero que debería ser. Pero su padre, en un último intento para corregirlo, lo embarca en un Gran Tour por Europa, en espera de que a su regreso se haga cargo del negocio familiar. En este viaje lo acompañarán Percy, su amigo de toda la vida (y su amor secreto —e imposible—), y Felicity, su hermana.
Frente a este triste escenario, Monty se promete que este periplo será frenesí hedonista y que coqueteará con Percy de París a Roma. Pero pronto, sus desafortunadas decisiones harán que esta aventura se convierta en una verdadera cacería que lo pondrá a prueba, le develará una Felicity impensada y terminará provocando que se cuestione todo lo que conoce, incluso su relación con el chico que adora.


Henry "Monty" es un joven bisexual del siglo XVIII. Mantiene una pésima relación con su padre a causa de los líos en los que se ha metido, entre ellos irse de juerga y regresar completamente borracho, acostarse con hombres y mujeres por igual, gastar de manera descontrolada dinero y otras cosas que lo han convertido todo menos un caballero y ha sido objeto de maltratos por parte de su padre. 
No sólo el padre de Monty lo tacha como un bueno para nada, toda la sociedad que conoce a su familia lo considera de esta manera. A causa de esto, con el objetivo de reformar a Monty para que siga los pasos de su padre y sea digno de tener el título de Lord cuando llegue el momento, se planea realizar un tour por ciertos lugares de Europa junto con su mejor amigo Percy quién se quedará en Holanda para estudiar leyes y su hermana Felicity que igualmente será dejada en un colegio para señoritas.
Monty está a la mar de feliz de iniciar el tour, eso significa estar lejos de su padre una larga temporada, hacer lo que le plazca sin recibir reprimendas ni malos tratos y estar junto a Percy, del que está enamorado secretamente. Por supuesto las cosas no son tan sencillas, un Cicerone acompaña a los chicos, él se va a encargar que todo suceda de manera correcta, sin contratiempos y poniendo todo en orden. De esta forma Monty descubre que no puede hacer lo que le de la gana, tiene que seguir una serie de reglas para que el tour siga en marcha y no regresen a Inglaterra; su relación con Percy se complica mucho más de lo que pensaba que podría estar, Felicity es una lata constante y Monty se mete en más problemas que ocasiona que se encuentran viviendo múltiples aventuras e infortunios.

Si les soy completamente sincera vi tantas veces este libro por la redes que llegó un momento que se me quitaron los ánimos de leerlo. Por alguna razón no llamaba mi atención por completo. Pero cuando llegó a mi casa con su portada y edición tan linda decidí darle una oportunidad, además de que más de uno hablaba maravillas de él, así que suponía que debería ser por algo. 
Empecé el libro algo indecisa sin saber qué encontrarme exactamente aunque la premisa era obvia. Y oh, vaya sorpresa que me llevé.
"Si toda Inglaterra estuviera hundiéndose en el mar y yo tuviera el único bote con un asiento disponible para una sola persona más, salvaría a Percy. Y si él ya se hubiera ahogado, es probable que no salvara a nadie más. Quizás tampoco tendría sentido que yo continuara viviendo”.
En el libro tenemos a Henry o Monty como nuestro protagonista. Algo que sin duda me gustó de él, son las diferentes caras que tiene. No es un personaje perfecto, de hecho está muy lejos de serlo. Es un chico completamente mimado, dedicado a despilfarrar dinero por doquier sin importarle las consecuencias, es egoísta, poco valiente, vanidoso hasta decir basta, se la pasa acostándose con todo aquello que sea humano, no tiene respeto ni por sí mismo ni por nadie. Pero es un chico carismático, con una inteligencia oculta entre sus defectos pero que sin duda está ahí, es ingenioso y divertido. Aquello que percibimos de él en los primeros capítulos no será lo único que lo defina. Es un personaje que a pesar de contar con tantos defectos por extraño razón no pude odiar, es tan simpático y tiene momentos realmente dulces que me resultó imposible experimentar algún sentimiento negativo hacia él. Es un chico que evoluciona poco a poco mientras la historia avanza e incluso una vez que concluye el libro uno puede darse cuenta que tiene un largo camino por recorrer, pero el cambio que tiene es notable. Quiere tanto a Percy que me resultó muy tierno leer todos esos pensamientos que tiene acerca de él.

Felicity es una chica muy muy muy inteligente que lo oculta detrás de una apariencia de chica gruñona y sin una pizca de sentido común y cerebro. Pero oh sorpresa, no es para nada así. Ella trae los pantalones bien puestos o ¿vestido? en todo caso es nuestra heroína durante el libro. Es una chica realmente admirable.
Percy es el mejor amigo de Monty, se conocen desde que eran niños cuando Percy fue adoptado por unos tíos de él. Siendo un chico bastardo y debido a su color de piel ha sufrido ciertas discriminaciones. Es dulce, sentimental e inteligente. Quiere mucho a Monty y lo demuestra por la forma en la que intenta protegerlo incluso de las cosas que el mismo Monty hace. 
"Nos estamos mirando, simplemente mirándonos, y juro que hay vidas enteras contenidas en aquellos diminutos segundos compartidos".
Una de las cosas por las que no me animaba a leer este libro es porque la sinopsis no dice gran cosa más de las que ya me veía venir en una novela juvenil LGBT, amor juvenil mal visto y hasta prohibido debido a la época en la que está ambientado, pero ¿adivinen qué? ¡Oh sorpresa, de nuevo!. Es libro es mucho más que dos chicos descubriendo como se sienten respecto al mundo, consigo mismos y entre ellos. No es sólo un libro con romance juvenil. El libro está lleno de muchas aventuras y momentos inolvidables. No se dejen engañar.

La ambientación aunque me gustó me dejó con cierto sentimiento agridulce, todo lo victoriano me encanta, pero en ciertas ocasiones y determinados comportamientos de los personajes me hicieron sentir que no encajaba con la época. Esto la autora lo explica al terminar el libro, pero el sentimiento ahí quedó. Sin embargo, me resultó curioso y hasta gracioso ver como se mezclan muchos elementos propios de la época y aquellos que no lo son tanto o para nada.  
Me gustó la forma de escribir de la autora, es muy ligero y te atrapa fácilmente. Puede que no sucedan muchas cosas de acción en ciertos capítulos, en los primeros más que nada, pero la autora sabe envolverte en todo lo que lees. Al principio me costó un poquito de trabajo adentrarme en la historia, pero conforme fue tomando forma todo el ritmo mejoró y se volvió más interesante el libro y ya no pude soltarlo.

Otra cosa que me gustó fueron los temas que toca la autora. No sólo es un libro que habla de las preferencias sexuales, que si ya de por si es difícil en nuestro siglo, no me imagino cómo debió de ser para las personas del siglo XVIII, dónde tenían que andarse con cuidado por peligro a ser heridas o asesinadas y nadie hacía completamente nada al respecto y más de la mitad de la sociedad se sentía aliviado por verse libradas de engendros del diablo. La humanidad puede ser tan estúpida. Pero el caso es que también podemos ver reflejados la discriminación hacia las personas por su diferencia racial, por su género, la represión que sufrían muchas personas por haber nacido de una manera que ni ellos pueden controlar. La importancia que le damos a la apariencia y al qué dirán. La autora los plasma en cada oportunidad que tiene. Esto es tanto positivo como negativo, porque por un lado explora muchos temas que hasta el día de hoy son considerados tabús, que provocan conflictos dentro de uno mismo y entre la sociedad, es una forma sencilla de reflexionar todo ello; pese a ello, al ser tantos temas uno siente que se ahoga entre ellos. 
"Me llevó muchos miles de kilómetros comenzar a creer que soy mejor que las peores cosas que he hecho".
En fin. La verdad es que disfruté el libro más de lo que pensé que haría. Me provocó muchos momentos de desestrés y diversión, muchos de ellos patrocinados por Monty y su humor tan peculiar y sarcástico. Me causó mucha ternura tanto por leer sobre la relación entre Monty y Percy, porque estos dos son realmente algo hermoso juntos, como por leer sobre Felicity y Monty, porque aunque ellos dos se la pasan diciéndose que se odian con toda el alma, es innegable el cariño que se tienen.
Y las aventuras, cómo podría una olvidarse de todas esas situaciones descabelladas que les pasan a nuestros personajes. 

Encuentros con piratas, ser perseguidos por un duque malvado, alquimia, viajes a lugares hermosos con secretos sorprendentes. Hay de todo un poco en este libro que lo convierte una historia que es más de lo que uno puede pensar.


Eso es todo por hoy, ¿qué me dicen ustedes? ¿han leído este libro? ¿quieren hacerlo?

2 comentarios:

  1. Hola Karla! :D
    Que bueno que hayas disfrutado de esta historia, a mi me pasó igual que con tantos comentarios en cierto momento se me quitaron las ganas de leerlo, pero no me arrepiento por decidirme a darle una oportunidad. Aunque es un libro muy entretenido si siento que ciertas aventuras no fueron tan entretenidas para mí, y tampoco logré conectar tanto con el protagonista; a su vez me gustó mucho más Felicity que es muy cool >.< El próximo libro es de ella y ese sí que me da demasiada curiosidad; que ganas de saber que le depara como protagonista.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  2. Hola, nuevo seguidor! Felicitaciones por blogs y publicaciones; aquí el último publicado por mí: https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/02/segnalazione-serie-la-principessa-degli_15.html


    Si quieres te espero como lector (puedes encontrar el blog en Facebook e Instagram como: ioamoilibrieeleserietv)

    gracias

    ResponderEliminar