Ultimas reseñas


1/1/21

Reseña|| El bosque de las cosas perdidas- Shea Ernshaw

Título: 
El bosque de las cosas perdidas
Saga:
Autoconclusivo
Autora: Shea Ernshaw
Editorial: Puck (Ediciones Urano)
Páginas: 320
Disponible en México
¡Gracias a la editorial por el libro!


Cuidado con los bosques oscuros y sombríos… En especial, con el bosque que rodea el pueblo de Fir Haven. Algunos dicen que el bosque es mágico. Embrujado, incluso. 
Aunque todos dicen que es una bruja, solo Nora Walker sabe la verdad sobre su identidad. Ella y las Walker que la precedieron siempre han tenido una conexión especial con el bosque. Y es esa conexión especial la que lleva hasta Oliver Huntsman, el chico que desapareció algunas semanas atrás, durante la ventisca más violenta de los últimos años. Oliver tendría que estar muerto, pero sigue vivo, abandonado en el bosque sin recuerdo alguno del tiempo en el que estuvo desaparecido. 
Pero Nora, gracias a su conexión, percibe un cambio en el bosque; una intranquilidad ante la presencia de Oliver. Y de pronto, se da cuenta de que su única alternativa es descubrir la verdad de cómo fue que el chico por el que ha llegado a sentir un profundo cariño sobrevivió en el bosque durante la ventisca y, lo que es aún más importante, qué lo había llevado allí. Sin embargo, lo que Nora no sabe es que Oliver también tiene secretos, y hará lo que sea por mantenerlos ocultos, porque resulta ser que él no fue el único que desapareció esa noche fatídica.


El primer libro que leí de Shea Ernshaw fue La maldición del mar (reseña) y acabé fascinada con el mundo que creó. Así que cuando vi que Ediciones Urano traería otro libro de ella brinqué de emoción.

El bosque de la cosas pérdidas narra la historia de Nora Walker, ella y sus ancestros han vivido cerca del bosque Wicker. El pueblo Fir Haven dice que las Walker son tan viejas como el bosque, las llama brujas y no podrían estar más cerca. Cada mujer Walker nació con un único y especial don, la magia corre en sus venas, pero al parecer Nora no cuenta con ningún tipo de magia aunque ella, al contrario de su madre, desea con todo su corazón que así sea. El bosque Wicker es oscuro y peligroso, todos saben que quien entra nunca vuelve a salir, a menos que seas una Walker y sepas que solo cuando la luna llena brilla en lo más alto del cielo puedes aventurarte en él. Debido a ello, Nora siempre se pregunta a quien se le ocurrió formar un campamento para chicos problemáticos tan cerca de él. Cuando cae una tormenta de nieve y le llegan las noticias de la desaparición de un chico del campamento, no puede evitar sentir miedo y evitar preguntare si el bosque es de lo único a que debería temer, sobre todo cuando conoce a Oliver, un chico desconocido que no parece acordarse nada. Buscar repuestas es su única oportunidad para estar a salvo.
"Los demás me miran y ven una bruja: una chica peligrosa, temeraria, llena de pensamientos oscuros. Pero no ven las partes de mi que mantengo ocultas. La pérdida, la sensación de estar sola, ahora que la única persona que de verdad me entendía, mi abuela, ya no está. No saben que cargo con una sensación de no ser suficiente. Un ladrillo hueco dentro del pecho."
Este libro me lo leí en un par de días, en todo momento tuve esa sensación de querer
descubrir lo siguiente que sucedería pero al mismo tiempo no querer que terminara.
Desde la primera página me mantuve pegada a todo el libro. La autora posee una pluma super ágil y atrapante, te envuelve en cada momento, te deja picada e intrigada, incluso cuando tienes una idea de lo que va a pasar.
Una de las cosas que me gustan de este y el anterior libro de Shea, es la ambientación. Ambos parecen estar sucediendo en el mismo "mundo". Se siente gótico y misterioso. La forma en la que se narra todo, el ambiente, los personajes y esa sensación de emoción e incertidumbre que hay en cada página, le da una esencia muy particular a los libros de la autora. Su narración la siento muy poética, eso y la ambientación son lo que hacen especial los libros de la autora. Me encontré sumergida por completo, dentro del mismo bosque y rodeada de nieve y ventisca.
Me encantó como cada elemento de la historia tiene personalidad, el propio bosque Wicker parecer tener vida incluso cuando no aparece directamente y lo vuelve hasta un personaje y protagonista más. Sin duda fue mi personaje favorito *-*. Hay una escena donde se ve particularmente envuelto y ¡es una maravilla!
"<<Dile al bosque cómo te llamas>>.Tiempo atrás me había parecido una tontería : hablar a los árboles en voz alta. Pero cuando entras en la oscuridad y sientes que te atraviesa el frío, y los árboles se tragan todo vestigio de luz, le cuentas al bosque Wicker todo los secretos que se te ocurran. Historias que tenías escondidas dentro del pecho. Lo que sea con tal de arrullar al bosque, de mantenerlo dormido."
Aquí tenemos a dos narradores. Nora es una chica solitaria, orgullosa de sus raíces y decepcionada de que como han transcurrido los años y ella no demuestra ningún tipo de poder o don, sabe que es una Walker pero se siente muy lejos de serlo, es valiente y amable. Aunque me gustó su personaje no me convenció del todo. Para empezar me resultó muy extraño que apenas conociera a Oliver estuviera tan a gusto con él, en especial teniendo en cuenta que hay un campamento de chicos problemáticos cerca de donde vive, que se encuentra sola en su casa, que hay una tormenta de nieva que no sabe cuanto tiempo va a durar y que además ha escuchado rumores del campamento. Ayuda a Oliver y todo, pero luego se empieza a enamorar. Para mí no tenía mucho sentido que se sintiera tan enamorada de él teniendo en cuenta que no lo conoce, ni el mismo chico se acuerda ni del veinte por ciento de él mismo. No hay mucho que decir sobre Oliver en realidad, la mayoría del libro no sabe quién es, se siente solo y triste. Es todo un misterio, aunque ya me veía oliendo todo lo que lo envolvía, fue una maravilla leerlo. Cuando él lo descubre  y finalmente se tiene la certeza de todo lo que rodea a su personaje, resulta muy triste. Se me derramaron mis lágrimas.
Así como tenemos a Oliver y a Nora como narradores, también tenemos pequeños capítulos donde nos cuentan la historia de cada bruja Walker, un detalle brillante que te conecta más con la historia.
"[...] El bosque y las Walker están unidos. No nos pueden separar, no nos pueden despojar el uno del otro."
El romance no me terminó de convencer, principalmente por lo que  mencioné antes cuando
hablé sobre Nora. Es muy extraño y poco creíble enamorarte de un completo desconocido. Literatamente. Fue lindo leer como ambos empiezan a tener sentimientos uno por el otro, pero sentí que fue un poco apresurado. Si tuviera que decir algo que no me gustó del libro fue el romance, pero creo que aunque tenga importancia, el verdadero punto fuerte y por el que gira toda la historia es el misterio, toda la absolutamente bella y desarrollada ambientación, como se llega al desenlace y la trama en si del libro (las brujas, Nora y sus raíces y el bosque Wicker).

Amé como fueron ocurriendo las cosas, pero sigo sintiendo que la autora deja muchas pistas de a poco y en cierto momento puede resultar un poco obvio "el gran secreto". El libro sigue teniendo misterio por donde lo mires, pero le quita ese BOOM cuando descubre la verdad. La magia y fantasía son algo muy bonito del libro, están presentes y es imposible no distinguirlos, no van a encontrarse con brujas en escoba ni calderos humeantes, creo que es otra cosa bonita porque no es muy evidente la magia, sino que se puede apreciar de formas específicas y especiales, incluso de forma pequeña. La magia está en cada página del libro, incluso cuando no habla Nora de ella. La misma pluma de la autora es magia pura. La forma en la que describe todo es maravillosa.
"[...]Quiero quedarme, más que nada en el mundo: quiero quedarme aquí con ella. No quiero estar solo. No quiero que la grieta que tengo dentro se agrande, que se filtre el océano de soledad. No quiero ahogarme."
La verdad es que tenía miedo de que podría encontrarme en este libro. Cuando leí La maldición del mar me encantó pero me dejó una sensación de vacío por como terminó todo (lo recuerdo y una parte de mi le seguí doliendo) y temía que me sucedería igual esta vez. Terminé El bosque de las cosas perdidas con un sentimiento de vacío similar pero no por las mismas razones que anteriormente. De verdad que me gustó adentrarme en toda la trama de la historia, no hubo momento en que no quisiera seguir y seguir adelante con la lectura y, aunque sí le encontré un par de cosas negativas (el romance y el supuesto plot twist), tengo que decir que terminé encantada y ese final me sacó mis lágrimas.
Estoy deseosa de leer otro libro más de la autora.



¿Han leído el libro o el anterior de la autora? ¿Les gustaría leerlo?

Karla R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario